martes, 13 de noviembre de 2012

El aprendizaje de las emociones

En el aprendizaje de las emociones hay dos períodos fundamentales que son los primeros años de vida y la infancia, hasta los 12 años. Las primeras experiencias, el vínculo entre los cuidadores principales y el bebé,  van a ir determinando nuestro posterior comportamiento emocional. 

Un padre me contó que no sabía que hacer cuando su hija mayor, de unos dos años y medio, iba a él y lo pegaba. Parece que la niña tenía este tipo de reacciones desde que había nacido su hermana hace cuatro meses. La niña necesita el límite que sus padres deben ponerle para que la pequeña pueda seguir desarrollándose con seguridad. 

En consulta los niños encuentran un espacio seguro y protegido para poder manifestar sus emociones contenidas. Cuando pido a un niño que haga un dibujo o que realice una escena en la caja de arena o que elija tres objetos para hacer un teatro estoy facilitando la expresión de su mundo interior, de lo que siente. A los más pequeños (hasta los 6 años) el juego les sirve para formular y asimilar lo que experimentan pero que no pueden aún expresar con el lenguaje. Con los mayores el juego es una dinámica ideal para expresar y tomar conciencia de lo que les oprime y este paso ya es liberador y sanador y el primero de la solución.

La madre de M. (niño de 8 años) me contó en la 1ª entrevista que su hijo no contaba nada de lo que le pasaba y que a veces le dolía el pecho y comenzaba a tener sofocos. Padecía asma y varias alergias. M. vivía en un ambiente muy estresante para él. Su primer teatro en consulta se tituló "La mansión del miedo". A lo largo de las sesiones la madre fue viendo como el niño iba abriéndose e iba mejorando en casa, en la escuela y en su sintomatología asmática. Darle la oportunidad de expresarse era una necesidad para M.

Por último comentaros que en el programa 130 de Redes http://www.rtve.es/television/redes/ que emitieron el 28 de octubre hablaron sobre la importancia del aprendizaje de las emociones. 

Un abrazo, feliz semana y jugad todo lo que podáis.